GUIA DE DISEÑO DE SISTEMAS DE VIGAS FRIAS ACTIVAS Y PASIVAS

El manual está publicado, de manera conjunta, por ASHRAE y REHVA (Federación Europea de Asociaciones de Calefacción, Ventilación y Aire Acondicionado) y ofrece una orientación sobre el diseño de sistemas de vigas frías.

La “Guía de Diseño de Sistemas de Vigas Activas y Pasivas” es el resultado de la colaboración de expertos de todo el mundo para ofrecer a los diseñadores de sistemas una guía actual y autorizada sobre la aplicación, con éxito, de la tecnología de vigas activas y pasivas.

ashrae-spain-chapter-vigasfrias-jul2016

Está basada en la Guia de REHVA “Chilled Beam Application Handbook” publicada, anteriormente. Esta nueva guía ofrece las herramientas y recomendaciones actualizadas para el diseño, puesta en marcha y operación de los sistemas de vigas frías para lograr un adecuado clima interior e incluye ejemplos de cálculos y selección de vigas frías activas y pasivas.

Los sistemas de vigas frías activas y pasivas son una solución eficiente de ahorro de energía para espacios que requieren controles individuales de zona y dónde las cargas internas son moderadas.

El coeditor de la Guía, Mr. John Woollett ha comentado que:

Los sistemas de vigas frías activas y pasivas proporcionan un buen confort térmico y presentan ventajas de ahorro de energía y de espacio, siendo la operación de estos sistemas simple y con reducidos requisitos de mantenimiento. En un edificio donde el objetivo es un índice de consumo de energía baja, las vigas frías pueden ser una excelente elección para mantener el clima interior

A pesar de que llamamos, frecuentemente, a este producto “vigas frías”, en muchos casos, las vigas activas pueden emplearse tanto para la calefacción como para la refrigeración del ambiente interior. Las vigas activas y pasivas son dispositivos de recirculación de aire de los locales que transfieren calor sensible hacia y desde el ambiente, utilizando agua. Además, se suele canalizar aire acondicionado primario hacia las vigas activas. Este aire primario debe satisfacer los requisitos de ventilación y los de carga latente del espacio a acondicionar conduciendo la inducción de aire de la habitación a través de las baterías de la viga. En el caso de vigas pasivas, este aire primario se suministra al espacio a acondicionar a través de un sistema de ventilación desacoplado. Las vigas activas y pasivas pueden ser integradas con techos acústicos o montadas independientemente.

El Sr. Woollett ha señalado que:

Las vigas frías tienen aplicaciones específicas y funcionan bien en los edificios de oficinas comerciales, escuelas, habitaciones de hospitales, laboratorios y hoteles. Comenta, también, que este tipo de sistemas son habituales en los países escandinavos donde son una opción para la climatización de espacios interiores en una variedad de aplicaciones diferentes.

Este libro ofrece información, no solo de los conceptos básicos de operación, sino también de las experiencias de los ingenieros que han desarrollado esta tecnología de vigas frías con los fabricantes. El objetivo principal de la norma es la aplicación de las vigas frías en sus variantes pasivas y activas para un mejor confort de los ocupantes.

El coste de la Guía “Chilled Beam Application Handbook” es de 53$ para miembros de ASHRAE y 62$ para no miembros.

Si estás interesado en comprar un ejemplar visita: www.ashrae.org/bookstore

 

 

 

 

More...