DESCARGATE, GRATIS, LA GUIA DE DISEÑO ENERGETICO PARA TIENDAS DE ALIMENTACION DESDE 2.500 HASTA 6.500M2

productos frescos, creando desafíos únicos en el proceso de diseño de las instalaciones, debido al equilibrio necesario a mantener entre la refrigeración, los servicios alimentarios y la climatización. Cuando se combina con la necesidad de crear un ambiente acogedor y una experiencia de compra positiva para los clientes, la eficiencia energética puede ser pasada por alto.

Sin embargo, un diseño de las tiendas de alimentación que incluya la eficiencia energética agrega valor, reduce los gastos y mejora la experiencia de compra del cliente. Esto es lo que se propone en la publicación presentada por las asociaciones líderes en la industria, que ofrece un enfoque integrado para lograr tal diseño de eficiencia energética.

ashrae-spain-chapter-guiadiseño-enero2016La Guía Avanzada de Diseño Energético para Tiendas de Alimentación se centra en las tiendas de comestibles que van desde los 2.500 a los 6.500 metros cuadrados de superficie, con cámaras y vitrinas refrigeradas de media y baja temperatura. La información contenida en esta guía se puede combinar con la contenida en la Guía de Diseño de Energía Avanzada para medianas y grandes superficies de comercio al por menor y que se utiliza para las grandes tiendas dedicadas tanto a comestibles como a mercancía en general.

Para descargar una copia gratuita, visite: www.ashrae.org/freeaedg

Los sistemas de refrigeración consumen, aproximadamente, la mitad de la energía total consumida por una tienda de comestibles típica, e interacciona con otros sistemas del edificio de numerosas maneras. Un ejemplo es la carga de calefacción creada por las vitrinas refrigeradas sin puertas. El control de humedad es otro tema importante. Estas interacciones impactan sobre el rendimiento de los equipos y afectan a cuán perecederos pueden ser los alimentos frescos.

Tradicionalmente, la refrigeración y el servicio de alimentos son considerados de forma independiente del resto de los sistemas del edificio y se espera que la climatización y la refrigeración satisfagan las cargas. Pablo Torcellini, Presidente del Comité que escribió la Guía, ha comentado que:

Un enfoque integrado contempla el edificio de manera integral y aborda temas como: los niveles de humedad del aire que son críticos para el funcionamiento del sistema de refrigeración, el calor residual del sistema de refrigeración que se puede utilizar para la preparación del agua caliente o el acondicionamiento del aire exterior y el funcionamiento de servicios de alimentos que generan gran cantidad de calor que se debe eliminar. Añadir puertas a las vitrinas refrigeradas reduce el enfriamiento incontrolado, simplifica el control de temperatura y reduce la carga del sistema. Una mejor gestión de las campanas extractoras y una selección optimizada de los equipos, reduce las cargas de los servicio de alimentos. La introducción controlada de aire exterior que es semi acondicionado ayuda a minimizar el humo y los olores de cocción con un mínimo de tratamiento. Estos son sólo algunos ejemplos de cómo las piezas tienen que trabajar en conjunto.

Esta Guía de ASHRAE es la quinta de una serie que da recomendaciones para obtener ahorros en consumo de energía del 50% sobre la necesaria para cumplir los requisitos mínimos de los códigos ANSI / ASHRAE / IESNA Standard 90,1-2.004, Standard de Energía para edificios, excepto Edificios Residenciales de Baja Altura. En el caso de esta guía, todas las recomendaciones también cumplen o exceden el Estándar 90,1-2.013.

La serie fue desarrollada por un comité que representa a un grupo diverso de profesionales de la energía procedentes de ASHRAE, el Instituto Americano de Arquitectos (AIA), la Sociedad de Ingeniería de Iluminación (IES), el US Green Building Council (USGBC) y el Departamento de Energía (DOE). El apoyo y la financiación fueron proporcionados por el DOE a través del Laboratorio Nacional de Energías Renovables (NREL).

More...